Decretos Legislativos y su Control

Por: Dr. Antero Flores Araoz - Desde Lima, Perú

En julio pasado, el Congreso, mediante la Ley 30823, otorgó al Gobierno del Ing. Martin Vizcarra, la facultad de expedir decretos legislativos, sobre las materias y plazo señalados en dicha norma.

Dentro de las facultades legislativas que el Congreso delegó en el Poder Ejecutivo se encontraba la de hacer modificaciones al Código Tributario, las que el Gobierno formalizó mediante el Decreto Legislativo 1422 en setiembre último, sobre el cual todavía el Parlamento no ha efectuado el debido control, omisión que está afectando a los contribuyentes y, es por ello que nos atrevimos a formular este artículo con ánimo de hacer precisiones que ayuden en el futuro a evitar excesos en el ejercicio de las facultades delegadas.

Los Decretos Legislativos que emite el Poder Ejecutivo, tienen los mismos alcances que las leyes e igualmente obligan a todos los connacionales y a los residentes en el Perú y, están sometidos “en cuanto a su promulgación, publicación, vigencia y efectos, a las mismas normas que rigen para la ley”. Empero, lo único que no puede delegarse al Ejecutivo son reformas constitucionales, tratados internacionales, leyes orgánicas, así como Presupuesto y Cuenta General de la República.

El Presidente de la República, da cuenta al Congreso de la promulgación de decretos legislativos. ¿Ello como mera información? Pues no, es para el control que debe ejercer el Legislativo sobre las normas emitidas en función de la delegación, control que se efectúa acorde a las disposiciones del Reglamento del Congreso con rango de ley.

El control o supervisión que realiza el Congreso, lo ejerce en varias etapas, siendo la primera una sub comisión de la Comisión de Constitución, la que estudia fondo y forma, esto es si las materias contenidas en los decretos legislativos han sido las que indubitablemente determinó la ley de delegación de facultades y si su texto no contraviene la Constitución y, en cuanto a las formas, si se dieron dentro del plazo autoritativo, si fueron firmadas y refrendadas por el Presidente y ministros que corresponden, así como respecto a su publicación en “El Peruano”.

El informe de la subcomisión pasa a la Comisión de Constitución para dictamen, el que puede validar los decretos legislativos, sugerir modificaciones o derogatoria total o parcial de aquellos, lo cual corresponde al pleno del parlamento.

En relación al Decreto Legislativo 1422, preocupa, pues trata sobre la elusión tributaria, distinta de la evasión y, se han cometido excesos dictando disposiciones que modificarían la Ley General de Sociedades, ordenando nuevas obligaciones y tareas a los directorios, entre otras observaciones.

Es inadmisible que el Estado, lejos de buscar la formalización del sector informal, siga imponiendo obligaciones adicionales a los formales, a quienes llega a desestimular para continuar con tal carácter.

Tampoco es entendible que el Congreso, que fue tan dadivoso en la delegación de facultades, hasta ahora no someta al Pleno las recomendaciones del dictamen consensuado, omisión que mantiene vigentes normas que colisionan con la ley autoritativa. ¿Será miedo, indolencia o negligencia? Vaya uno a saber. 

HTML Comment Box is loading comments...